Coro: la ciudad más antigua de Venezuela

 

 
Santa Ana de Coro, o más conocida simplemente como Coro, tiene una historia interesante, que se deja entrever al recorrer sus calles, admirar sus edificios y conversar con su gente.
Coro se ubica al sur de la península de Paraguaná y es la ciudad más antigua de Venezuela, debido a que fue la primera en ser fundada el 26 de julio de 1527, por Juan de Ampíes.
Por eso, cuando se recorre la ciudad, en especial su casco histórico, se puede apreciar una arquitectura colonial, propia de Andalucía, el sur de España, con influencia holandesa, que a su vez, se mezclan con lo autóctono, esto porque en muchas edificaciones se utilizó el barro y el adobe, características que le dan al entorno un toque especial que le permite al visitante remontarse a épocas pasadas.
Este legado de los indígenas americanos habría convertido a Coro en el único ejemplo de la rica fusión de las tradiciones locales con las técnicas arquitectónicas de España y Holanda. No por nada, más de 600 edificios han sido nombrados patrimonio histórico.
Recorrer el casco histórico a través de esas calles empedradas y adoquinadas, en un entorno empapado de la influencia del XVIII y XIX, donde la temperatura promedio bordea los 27 grados, hacen de este viaje una experiencia inolvidable. Esto, a pesar que el clima y el paso del tiempo han jugado una mala pasada en algunas de las construcciones.
Cuando visite Coro, no se puede perder la Calle Colonial en Coro, la Catedral de Coro, la Casa de las Ventanas de Hierro, la Iglesia y Convento de San Francisco, la Iglesia de San Clemente, la Casa del Tesoro, el Balcón de los Arcaya y la Cruz de San Clemente, bajo la cual se dio misa por vez primera en Sudamérica.
La también llamada Ciudad Raíz de Venezuela o Ciudad Mariana, alcanzó una gran importancia en los tiempos de la conquista, debido a que desde allí se expandió la conquista y la colonización al interior de la región, por lo que la ciudad al tiempo se transformó en primera capital de la Provincia de Venezuela, fue cabeza del primer obispado fundado en 1531 en América del Sur y se consagró como la cuna del movimiento federalista venezolano en la época republicana.
Por todo esto y más, es que Coro cuenta con una amplia tradición cultural y fue declarada por la Unesco Patrimonio de la Humanidad, el 9 de diciembre de 1993.
253
Sin embargo, el atractivo de esta zona no sólo está ligado a su pasado colonial, dado que posee una mezcla privilegiada de desierto y playa. En el extremo noreste se encuentran los Médanos de Coro, donde se ubica el único desierto del país, mientras que en la península de Paraguaná se encuentra la zona costera.
Pero si el visitante además quiere llevarse un grato recuerdo culinario, debe degustar ciertos platos típicos típicos de Coro, como son: el chivo, preparado de diferentes formas; el dulce de leche; la leche de burra; el papelón con limón; el cocuy blanco y la chicha.
Como verá, Coro tiene todo para ser un lugar inolvidable, dado que es un pedacito de historia hecho ciudad, que ofrece al visitante los rescoldos de un pasado propio de latinoamérica.
*Fotografías: www.sxc.hu.