Laguna San Rafael: colores milenarios en el sur de Chile

 

El frío que golpea la cara y remece el cuerpo de pies a cabeza queda en segundo plano cuando se trata de visitar, conocer y recorrer la Laguna San Rafael, un hermoso lago costero ubicado en la Región de Aysén, en Chile.

El azul, el calipso, el celeste, el verde y el blanco nunca tuvieron más sentido ni se convirtieron en algo más real. Los enormes glaciares sorprenden y dejan con la boca abierta al visitante que siente que la mirada no es suficiente para abarcar y distinguir el paraje y la amplia gama de colores, dado que las enormes masas de hielo están en medio de una exhuberante vegetación. Cuando el cielo está copado de nubes, de esas que parecen verdaderas motas de algodón, el entorno adquiere una belleza especial.

Y es que esta laguna de origen proglaciar encanta e hipnotiza. La extensión de agua abarca 123 kilómetros cuadrados: al norte la laguna se conecta con el canal Moraleda, mientras que al sur y al este limita con el istmo de Ofqui y la península de Taitao. Como era de esperar, también da a los Campos de Hielo Norte. . Este hermoso paisaje, que se formó por el retroceso del glaciar San Rafael -el cual encabeza los Campos de Hielo Norte-, es parte del Parque Nacional Laguna San Rafael, que cuenta con 1742.000 hectáreas de superficie y en 1979 fue declarado como Reserva Mundial de la Biosfera.

Por toda su maravilla natural, actualmente esta laguna es visitada diariamente por una gran cantidad de turistas que se embarcan desde Puerto Montt, en la región de Los Lagos, o desde Puerto Chacabuco, en la región de Aysén, para emprender este cautivante viaje. Si se elige este último recorrido, el trayecto se realiza a través de canales protegidos por montañas que permiten una navegación segura, por aguas calmas y de pocas corrientes, donde además se pueden apreciar el Monumento Nacional Cinco Hermanas, el fiordo Aysén, además de las 1.200 islas cubiertas que adornan el paisaje. Sin embargo, estas no son las únicas formas de llegar, debido a que es posible acceder por vía aérea gracias a vuelos especiales desde Coyhaique.

Asimismo, tras ganar un proyecto de investigación de desarrollo de mercados de Sercotec, tres empresas de turismo elaboraron un programa recorriendo hermosos senderos desconocidos del Parque Nacional Laguna San Rafael y su emblemático glaciar en el nuevo acceso a Bahía Exploradores.


En este nuevo servicio turístico de la región de Aysén participan tres empresas de la industria: The Patagonian Experience, que es el operador encargado especialmente de la venta del tour y gestiones previas al viaje; además son responsables del transporte terrestre desde el Aeropuerto de Balmaceda para dirigirse hacia el sur a través de la Carretera Austral. La otra entidad es “Destino Patagonia”, que realiza el transporte marítimo, el alojamiento en un domo y guía al grupo en la caminata hacia el mirador del glaciar. Finalmente, “Aguahielo Expediciones” tienen a su cargo  la actividad en kayak entre témpanos dentro de la Laguna San Rafael.

Pero cualquiera sea su opción, usted podrá contemplar la belleza natural del entorno y ver con sus propios ojos un proceso que se ha repetido milenariamente: el hielo desmembrarse del glaciar para luego caer solemnemente al lago, ese mismo, que muchos años atrás lo vio nacer.