Encallado en Callao

 

Tarde-noche en Buenos Aires y está convocada la segunda gran manifestación contra Cristina Fernández y su gobierno. Los organizadores, todos muy piola y sin militancia ni pasado político, esperan reunir 700.000 personas; los puntos de reunión han sido difundidos por el diario La Nación: Acoyte con Rivadavia, Obelisco, Pueyrredón con Corrientes y Callao con Santa Fe. De todos estos puntos, el más conflictivo es este último, porque es Barrio Norte, vale decir la gente más acomodada, que fue la primera en salir a protestar hace seis meses cuando no juntaban ni diez mil personas y golpeaban a la prensa oficialista. Hoy la situación es distinta, Avenida Santa Fe, una de las grandes junto a Rivadavia y Corrientes, está casi entera cortada para el tránsito de vehículos.

Hace calor y las familias se multiplican a mi lado: padres e hijos, juntos manifestándose por la independencia del poder judicial o contra la trata de blancas. Me detengo un minuto para observar. Es curioso, pero hay algunos que forman una especie de línea de partida para alentar a quienes se animan a bajar hasta el Obelisco. Desde la parrillada de enfrente unos clientes hacen sonar sus cubiertos, a mi lado una conspicua señora hace lo propio con una olla. Lentamente ruido molesto se tornando incómodo: es el ruido del no estoy de acuerdo. Para decirlo más claramente, el modelo kirchnerista no está hecho para perjudicar a los que ganan más en Argentina, sino para irritarlos, sacarlos de sí; los discursos de la presidenta, pese a que plantean un “para todos”, son “para algunos”, los más desposeídos, aquéllos que han salido de la pobreza y entrado a la clase media. Según el Banco Mundial, entre 2003 y el 2012 Argentina duplicó su clase media, pasando de 9,3 a 18,6 millones de personas.

El paso por Avenida Santa Fe resulta tranquilo, aunque resulta difícil determinar cuánta gente circula, es decir, cuántos bajan y cuántos regresan del Obelisco. En la Avenida 9 de Julio el panorama se torna más claro. Un amigo, preocupado, me llama por teléfono para decirme que por televisión se ve mucha gente. Yo de inmediato le digo que no es tanta. Son dos cuadras alrededor del Obelisco, pero sólo se ocupa una calzada de la 9 de Julio.

Hay muchas banderas argentinas y carteles contra la re-relección de Cristina y la inseguridad. “Basta de resentimiento, rencor y odio”, leo en uno. Otro advierte que “la Constitución no se toca”, o que “no hay peor tiranía que la que se ejerce a la sombra de las leyes y bajo el calor de la justicia”. Las consignas son pocas, tan pocas que, cuando voy rodeando el Obelisco, los manifestantes entonan el himno patrio.

255


Curioso, pero hay gente que ya se marcha y otra que enfila hacia Plaza de Mayo, otro punto de reunión, aunque más pequeño. De la gente de Barrio Norte casi nadie baja hasta allá. Tal vez no quieren problemas como la vez anterior, en la que se enfrentaron con periodistas oficialistas. En esta ocasión los que bajan son, paradójicamente, personas de clase media: uno de ellos, un empleado de una agencia de seguros, golpea en vivo y en directo a un periodista de un canal de noticias no afín al gobierno.

De todo entuerto siempre hay alguien que saca algún dividendo, y ahora hay dos novísimos movimientos a la caza de militantes: el Partido Liberal Libertario (PLL) y el Movimiento Humanista de Resistencia y Construcción 2012 (MR-2012). Reparten volantes que abogan por la paz, la libertad, la democracia, en fin cosas con las que cualquier estaría de acuerdo. No tengo ganas de seguir recibiendo volantes o de intentar contar manifestantes: en breve el sitio web de Clarín dice que hubo setecientos mil personas y el gobierno entre setenta y cien mil.  Otra constante argentina: no hay consenso en las cifras.

*Fotografías: EFE.


Blog Afteroffice

Review HyperX Cloud: Dominación todo-terreno
Hace unos años atrás nadie hubiera pensado que el confiable fabricante de...

Review Hyrule Warriors: Vamos a la guerra
Para explicar Hyrule Warriors a los fanáticos, pareciese ser que lo más fácil...

Stretto lanza sistema de ducha con parlante bluetooth
El sistema de ducha de Stretto incluye un parlante resistente al agua que...

Blog Oficina móvil

Review EVGA Tegra Note 7: Videojuegos y trabajo
El mercado de los tablets se ha transformado en una alternativa importante a las consolas...

Review Moto X: Para el resto de nosotros
El Moto X lanzado por la compañía estadounidense el año pasado impresionó a la crítica...

Fujitsu presentará nuevos productos en Entel Summit
La compañía japonesa presentará sus nuevos dispositivos portátiles, el Lifebook U904, el...